Noticias AW de David: Nepal

Saludos desde la cima del mundo,

Coco y yo acabamos de llegar a Pokhara para unas breves vacaciones y nos hemos alojado en el Rainiban Retreat.

Está en lo alto de la ciudad, junto al lago, con unas vistas impresionantes de la cordillera de los Annapurnas. Todo es paz, tranquilidad y calma.

Nos despedimos emocionados y dejamos a Toni solo en Katmandú. Su viaje por la epopeya asiática toca a su fin, en unos días volverá a España. Llegamos a Pokhara en un corto vuelo matutino de Yeti airways, sólo 30 minutos y espectaculares vistas de las montañas aterrizando en el infame nuevo Aeropuerto Internacional (todavía no hay vuelos internacionales). Desde el aeropuerto cogimos un taxi a través de la ciudad y luego por una carretera de montaña muy empinada, después de que el todoterreno estuviese rebotando por una pista precaria, los bajos del pequeño taxi crujiendo y raspándose. "No hay problema", dijo nuestro alegre taxista pitando para despertar al personal mientras nos acercábamos a nuestro refugio de montaña...

La semana pasada os contaba cómo llegamos a Nepal y cómo Toni y Coco se unieron a nosotros al día siguiente volando desde China. Si te lo perdiste puedes ponerte al día aquí.

Esta es la vista desde nuestra habitación.

En Katmandú tuvimos una semana ajetreada, visitando a nuestros proveedores actuales y buscando algunos nuevos. Por supuesto, era la primera visita de Toni a Katmandú y a la zona de venta al por mayor, conocida como Thamel. Se trata de un laberinto de callejuelas estrechas entre antiguos edificios en ruinas y una zona de comercio tradicional. Desde la última vez que estuve aquí, se han peatonalizado muchas más calles y se han abierto más hoteles boutique y restaurantes de moda. Sigue siendo una zona un poco peligrosa, con traficantes murmurando al pasar y garitos de mala muerte que abren a altas horas de la noche. Pero aquí los comerciantes de artesanía tienen salas de exposición, los agentes de exportación y las compañías navieras trabajan desde las oficinas de los pisos superiores. Y todo tipo de productos esotéricos y exóticos nepalíes llegan a las tiendas de regalos de todo el mundo desde Thamel.

Toni se lo tomó como un perro al agua... recorrió las callejuelas haciéndose amigo de los comerciantes y emocionándose (un poco más de la cuenta) con la variedad de productos que se comerciaban. Todo tipo de artículos de latón, como cuencos tibetanos, incienso, tés, hermosos y divertidos productos de fieltro, telas de cáñamo y mucho más. Es el paraíso de los artículos de regalo.

Nuestro agente marítimo, el Sr. Padam, un caballero de la vieja escuela, en cuya oficina todavía hay un fax, nos presentó a algunos comerciantes nuevos, a los que conocía bien y no eran simples intermediarios. Nos llevó a un pequeño local escondido en una callejuela, especializado en banderas de oración. Era un lugar muy concurrido y bien organizado que abastecía a todas las tiendas de regalos, templos y monasterios de Katmandú y a algunos exportadores como nosotros. Pensamos que si quieres vender cuencos tibetanos y cosas así, tienes que darles el aspecto y el tacto adecuados... las banderas de oración son la respuesta a tus plegarias. Próximamente en AW.



Toni y yo fuimos a visitar una fábrica de fieltro en las afueras de Katmandú. El jefe nos recogió en el hotel y nos llevó hasta allí explicándonos la complicada política, la corrupción, las razones por las que la mayoría de los nepalíes siguen siendo pobres. India y China se disputan la influencia, y en las altas esferas abundan los negocios turbios. Pero la gente corriente de Nepal es trabajadora, amable y honesta. Nos dijo que la mayoría sueña con irse a Australia o Canadá, donde se recompensa su duro trabajo y pueden enviar dinero a casa.


Los suburbios están desaliñados y desorganizados, aunque el jefe nos dijo que por primera vez tienen un alcalde que parece estar mejorando las cosas. No tenía muchas esperanzas de durar mucho en el puesto.

La fábrica estaba repartida en dos grandes casas de tres plantas, cada una de ellas dedicada a un proceso o producto diferente. Era un entorno de trabajo limpio y agradable, y la mayoría de las mujeres que trabajaban allí estaban muy contentas de vernos y, desde luego, trabajaban duro.

Y fabricando productos hermosos.

Mientras tanto...

La Semana Santa se acerca y ese es el próximo objetivo... y, por supuesto, la temporada de bodas crea muchas oportunidades para los comerciantes de artículos de regalo.

Esta semana volvemos a tener muchas existencias ¡no te las pierdas!

Namaste desde Nepal.

Más noticias la semana que viene.

David

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hoy es Vida - El mañana nunca llega. Tal vez.

Noticias AW de David: Buenas noticias y la diosa

Noticias de David AW: Carteles de confianza